cerrajeros madrid duran blog

Cómo cambiar tu cerradura

12 junio 2017

Consejos para el cambio de la cerradura de tu puerta

Cuando se trata de seguridad, los cerrajeros sabemos que la cerradura de la puerta principal es un elemento imprescindible. Con el paso de tiempo, se hace necesario plantearse el cambio de la cerradura, especialmente si queremos asegurar la integridad de nuestra puerta.

Para hacer un cambio de cerradura mucho recurren a cerrajeros profesionales quienes con sus conocimientos y el uso de sus herramientas, nos pueden instalar una nueva cerradura de forma fácil y sencilla. Sin embargo, con un poco de conocimientos y siguiendo nuestras recomendaciones podrás hacer tu  mismo el cambio de tu cerradura.

A continuación te explicaremos cuáles son los pasos para hacer el cambio de una cerradura.

Tipos de cerradura

Lo primero que debes hacer es identificar el tipo de cerradura que tienes instalada en la puerta. Al tener esta información sobre su marca, estilo y características será mucho más fácil seleccionar una cerradura que encaje y funciones perfectamente en tu puerta de entrada.

Mide la cerradura

Debes realizar mediciones del pomo de la puerta, ya que de esta forma sabrás exactamente el tamaño de la cerradura que necesitaras. Mide desde el borde del cierre de la puerta hasta el punto centro de la perilla. Por lo general, las cerraduras tienen un diámetro de 6 a 6,5 centímetros.

Retira la perilla de la puerta

A continuación, retira la perilla de la parte interior. Debes quitar los resortes que sostienen a la perilla. Verás como el pomo sale fácilmente, dejando únicamente la cubierta decorativa.

Realiza el desmontaje de la cerradura

Debes aflojar los tornillos para desmontar las secciones de bloqueo. Asegúrate de quita los tornillos que se encargan de fijar la parte interior. Una vez quitados todos los tornillos, sólo debes tirar de cada mitad del mando de la puerta.

Quitar el pestillo

A continuación debes retirar los dos tornillos que forman parte del conjunto del pestillo ubicado al lado de la puerta. También debes quitar la placa que se ubica en la jamba de la puerta. Puedes comparar si esta placa es de igual medida que la de la cerradura nueva. En caso de que así sea, puedes seguir utilizando la placa anterior.

Instala el nuevo pestillo

Utiliza un cincel para mejorar el hueco del pestillo y de esta manera asegúrate de que el nuevo encajará perfectamente. Si se ubica sin complicaciones, puedes esperar a asegurar sus tornillos una vez que hayas ensamblado el resto de los componentes de la cerradura. En caso contrario, coloca sus tornillos y apriétalos.

Instala la nueva cerradura

Ya puedes hacer el montaje del resto de los elementos de la cerradura, asegurándote de que cada uno vaya en la posición correcta. Comprueba que la llave abre y bloquea la cerradura como debe ser. Asegúrate de apretar fuertemente todos los tornillos y verifica que nos quede floja.

El consejos final

Nuestro consejo final es que utilices polvo de grafito para limpiar tu nueva cerradura y para darle mantenimiento con frecuencia. Utilízalo tanto en la estructura de la cerradura como en el sitio donde se inserta la llave.

Para una persona sin conocimientos básicos, este procedimiento puede resultar complicado. Es por esta razón que resulta mucho más fácil contratar los servicios de un cerrajero profesional con lo cual nos ahorramos no sólo tiempo y esfuerzo sino también dinero.

Más información